Noticias y Novedades
Los buses eléctricos ganan terreno en América Latina y Perú no es la excepción

Los buses eléctricos ganan terreno en América Latina y Perú no es la excepción

Tal como señaláramos líneas arriba, el alcalde de la municipalidad de San Isidro, Augusto Cáceres, el 3 de marzo pasado, encabezó la ceremonia del servicio gratuito “Expreso San Isidro”, que cuenta con tres unidades de sistema electrónico, inclusivo y eco sostenible, que cubrirán 3 rutas en el distrito, acercando a los vecinos y visitantes a los puntos de mayor afluencia, como colegios, centros de vacunación, casas de encuentro vecinal y el centro financiero.

El distrito de San Isidro se ha colocado a la vanguardia en el país en cuanto al transporte masivo con buses eléctricos.

Las unidades tienen 9 metros de largo, asientos para 21 pasajeros sentados, rampa hidráulica de acceso para sillas de ruedas; seis cámaras de vídeo, un sistema integrado de telemetría, además de un sensor de aproximación que evita accidentes.

Para todos los países es fundamental reducir las emisiones de motor y vehículos tales como camiones y automóviles y está es una excelente vía.

La flota es recargada con energía eléctrica en dos electrolineras de alta gama, las cuales operan con mediana tensión de electricidad, permitiendo cargar los buses en dos horas como máximo. También poseen soporte delantero para dos bicicletas. Los buses recorren las calles del distrito de lunes a sábado, de 7 a.m. a 6 p.m. El servicio incluye wi-fi libre para los usuarios.

La experiencia de Cali 

Cali es la primera ciudad de Colombia en integrar buses eléctricos a su sistema de transporte masivo, conocido como Metrocali. La autoridad del transporte de esa ciudad encargó en 2019 a China 125 buses eléctricos, 26 de los cuales ya se encuentran en la capital del Valle del Cauca, complementando al actual Sistema Masivo Integrado de Occidente (MIO). 

Cali es la primera ciudad de Colombia en integrar este tipo de automotores al sistema de transporte masivo. 

La flota fue comprada por el operador “Blanco y Negro Masivo”, y está equipada con motores de 125 kilovatios, tecnología de conversión de frecuencia de corriente alterna, torque máximo de 2.600 Newtons y 3.500 revoluciones por minuto, así como ocho paquetes de baterías, frenos “regenerativos”, para recuperar energía y recargar sus baterías mientras frenan. Asimismo, una autonomía máxima de recorrido de 240 km y una vida útil de 16 años 

Nuestra responsabilidad

Cada vez se dan con mayor frecuencia las discusiones sobre la necesidad de reducir los niveles de contaminación en las principales ciudades del mundo. La preservación del medio ambiente ha devenido en una tarea urgente que nos involucra a todas las personas, si deseamos un planeta genuinamente habitable para las generaciones venideras. Y si se tiene en cuenta que el transporte público es el responsable de la emisión de ingentes cantidades de gases contaminantes, toca a las autoridades del sector disponer medidas urgentes y sensatas, escuchando las recomendaciones planteadas por la gente que sabe del tema, en foros internacionales y otros encuentros.

En los últimos años, varias empresas de transporte urbano de pasajeros adquirieron flotas con combustible Euro V e inclusive a GNV (venido hoy seriamente a menos). La pandemia del Covid 19 no permitió más inversiones de este tipo. Este nuevo tiempo debería servir para que la autoridad competente diseñe esquemas que le abran la puerta a los buses eléctricos. El distrito de San Isidro está demostrando que sí vale la pena la apuesta. (Nicolás Sampén Graos).

 

    Leave a Reply