Categorías

Marcas

Promociones especiales

No hay productos especiales en este momento.

¡Nuestra(s) tienda(s)!

Nuestras tiendas

Tiendas de Piura a Arequipa. Si lo prefiere chatee con nuestro Call Center.

Conociendo la importancia del embrague

Publicado el : 10-10-2018 08:34:04
Categorías : Novedades

El embrague es uno de los componentes esenciales del vehículo y de vital importancia para el motor; su cuidado es fundamental para garantizar la vida útil de la máquina. Conocer adecuadamente el uso y manejo de este mecanismo permitirá evitar malos hábitos y ayudará a que la utilidad del embrague sea lo más prolongada posible. El mecanismo del embrague resiste la fuerza del roce, vibraciones y temperaturas, lo cual implica igualar las revoluciones entre el volante de inercia, conectando el cigüeñal y el eje primario de la caja de cambios. Si se trata de conocer los principales problemas con el embrague, mencionamos lo siguiente: Disco de embrague: excesivo desgaste entre el disco y la superficie de contacto del volante de inercia. Rotura o deformación en los elementos que lo comandan: collarín o plato de presión, elemento de mando que presiona el disco de embrague contra el volante de inercia. Y si hablamos acerca de los síntomas de desgaste del disco de embrague, veremos: Aceleraciones del motor sin que acelere el vehículo. Vibraciones al momento de soltar el embrague, debido a la superficie irregular del disco. Dificultad para introducir las marchas si el disco está tan deteriorado que no es capaz de igualar revoluciones de motor y cambio. Ruidos al embargar y desembargar. De igual forma, se debe tomar en cuenta los siguientes hábitos de manejo: No embragar o pasar cambios a altas revoluciones. Evitar el patinado excesivo de los neumáticos, los cambios bruscos de velocidad, la carga excesiva en el vehículo y los cambios de marcha con fuerte aceleración del motor. No conducir a bajas revoluciones, porque destroza la máquina y su motor. No abusar del embrague para frenar el vehículo en pendientes. No realizar cambios de marcha sin pisar a fondo el pedal de embrague. Nunca saltarse marchas en un cambio manual. Que la transición entre marchas se realice sin acelerar el motor durante el proceso de cambio. No retener el vehículo con el embrague. Para eso están los frenos. Apoyar constantemente el pie en el embrague. (Nicolás Sampén Graos

Share

Añadir un comentario

 (con http://)